Mi viaje por el sur
6 noviembre, 2016
Jet lag 
16 diciembre, 2016

Sísifo y su roca, nosotros y nuestra vida

sisifo

The line it is drawn
The curse it is cast
The slow one now
Will later be fast
As the present now
Will later be past
The order is
Rapidly fadin’.
And the first one now
Will later be last
For the times they are a-changin’.
Bob Dylan

Todos tenemos nuestra lucha y esperanza, como Sísifo tenía su roca.
¿Quién es Sísifo y su roca? ¿Por qué todos tenemos ese algo como Sísifo su roca?
Sísifo fue castigado por los dioses por su comportamiento incorrecto a subir una roca por una montaña. El problema es que una vez la subía, la roca se resbalaba y se le caía abajo y otra vez a subirla, así día tras día, eternamente.
Pero Sísifo ¿era feliz? Puede ser que sí, Sísifo tenia su roca, el tenia la esperanza que lograría cumplir su cometido y subirla a la cima, tenia esa gran esperanza de poder llegar y esto le llevaba a esfuerzo inútil cuando la subíaa y otra vez se le escapaba y mucho trabajo inútil, subir 2 metros y que se le vaya 2 metro, es una mezcla rara, es feliz porque cree que lo lograra y tiene esperanza, pero también es un trabajo inútil que le podía llenar de desazón.

El mundo cambia y tu debes asumir los cambios, no puedes vivir siempre pensando en huidas o en quedarte quieto o la vida pasa y ya.
Es decir, tienes que vivir con tu carga que a veces es inútil y otras te da una felicidad de logro. Eres responsable de tus errores, de tus éxitos, del daño que haces a otros, de las consecuencias de tus actos…

Tenemos debilidades, hacemos cosas que en una primera visión parece una constante absurda, como Sísifo y su condena a la roca, pero una vez asumes tu debilidad y error sabes que debes aceptarlo y superarlo, la roca no se irá, tu error no se irá, solo queda solventarlo, seguir subiendo y luchando por la roca.
No ve lo negativo que es subir la roca o que el error pasará, debes afrontarlo, la positividad del esfuerzo como solución al problema, la roca es tu centro del universo y tu lucha por ella todo, el error es el centro ahora de tu universo y debes saber cómo solventarlo.

Debes subir arriba tu error, debilidad, tu creencia, debes subir la roca, debes tener buena actitud, entender que debes hacerlo y ya no pesa tanto, solo es una fase que puede ser solventada.

El lado malo puede ser “la roca se cae siempre, y yo cada día debo subirla” pero otra es “aprendo una lección, descubro nuevas formas de subir, nuevos manantiales, nuevas vistas…”. Lo malo siempre estará en la vida, pero mirar la otra cara, mirar la parte positiva y buena es lo que nos hace sentirnos dichosos y sobrevivir.

La vida tiene altibajos, sería cuando Sísifo llega la noche y no tiene la roca ni el castigo, en nuestra vida cuando estamos en nuestra mejor fase y nuestro momento más alto, luego puede llegar el altibajo, los problemas, un error, pero es un instante, un momento, la carga siempre estará esperando pero lo que hacemos para vivir mientras no está, la libertad que tenemos y los momentos buenos, es lo que compensa pensar que la carga está o aparecerá.

maxresdefault

Un símil sería ver enferma una persona, pero sus momentos lucidez que puede estar un poco mejor y comparte contigo, sabes que el peso de la enfermedad está, pero esos momentos lúcidos compensarán todo y la forma de verlo.

Tenemos claro que nacemos y morimos, en medio de estos dos hechos inevitables, está el transcurso de lo que llamamos “vida” y lo que haremos en ella, habrán rocas y pesadumbres, pero la manera de afrontarla, disfrutarla y vivirla es lo que mueve todo.
Nada es seguro salvo la muerte, ni sueños, ni proyectos, la muerte es la segura, pero mientras eso lo tengas claro, como que cumplirás sueños a corto plazo y logras ser feliz en las fases claves, el interludio es lo importante.

La felicidad que reine en ese interludio sería lo ideal. Pero no podemos negar que una carga absurda siempre aparece y cómo se reacciona y se mira la parte positiva y el lograr superar, es la esencia.

Porque la vida en el fondo es absurda, pero merece la pena disfrutarla y vivirla. Porque uno no puede conocer el paisaje de la cima, sin sufrir lo que cuesta subirla.

De Sísifo podemos aprender su fidelidad, su aceptación, cómo supera las dificultades, su libertad y su compromiso.

Y así debemos asumir nuestra vida, nacemos para un día morir, pero la vida tiene un propósito y sueño que le podemos cargar, debemos estar felices de nuestras superaciones personales y logros, los altibajos solo nos fortalecen, el desánimo solo logra perder tiempo que podíamos invertir en soluciones, si hay dificultades y no es fácil, hay que afrontarla de la mejor manera e intentar que la carga no nos venza, ni nos gane.

nacermorir
La felicidad es casi imposible recuperarla,
todo lo que fue dolor siempre acude a la memoria.
Yo sé que siempre hay algo que no podemos olvidar,
son esas cosas que ni siquiera el tiempo borrará.
Andrés Calamaro

Comments are closed.