¿Por qué no escribo?
16 agosto, 2016
iPhone 7 Plus
19 septiembre, 2016

Los periodistas y su mala fama

Cada vez más personas están desencantadas con el periodismo, cómo se enfocan los temas o cómo se da la información, hasta se piensan que no damos la información relevante.

La información es poder, estar informados es ver más allá, si un periodista no contara X noticia en un país que antes no te sabías ni el nombre, no lo conocerías, si el periodista no se metiera en los entresijos de una historia…esta no vería la luz.

Como los casos de abusos sexuales, corrupción, violaciones masivas, atentado en una ciudad…

Si llegara un día que todos los periodistas, sea por fatiga mental, sea por cansancio de factores externos o mil cosas, no informaremos. Llegaría la desinformación. Y no hay nada más dañino y nocivo para la sociedad que la desinformación.

OnteachingJournalism1

Pero los medios por A o B nos hemos ganado una fama, las famas no aparecen solas (de normal) o son culpa de un hecho en concreto que ha dejado un impacto en la opinión pública, hay que volver a conectar con la sociedad, volver a conquistar a la audiencia con contenido trabajado, que la opinión pública tenga ganas de ser informada, de darles contenidos de calidad, profundizar y especializar los temas sea tecnológicos, políticos o culturales. No informar para pasar del paso o informar sin saber bien de qué va el tema, informar con calidad y propiedad. No seguir el cauce de basura mediática que a veces se da, no fingir informar de cosas que no interesan pensando que sí por solo por salir del paso o por ganar una audiencia fácil.

Hay que volver a conquistar la audiencia con contenidos de calidad.

 

No hay que cambiar el periodismo por el entretenimiento, un periodista debe informar, no confundamos, está bien entretener pero no venderte solo para entretenimiento, noticias más morbosas o llamativas, más sangre o la foto más sangrienta  o dar una paliza a la ética para lograr audiencia o que te den más clicks no es nada bueno, no merece la pena, no es para lo que estamos en este oficio, está bien alguna licencia llamativa si la noticia lo merece, pero a lo que venimos es a informar, no entretener y es lo que nos dejan “información, creíble y veraz”.

 

“Estoy muy interesado en el progreso y avance del periodismo, después de haber dejado parte de mi vida en esa profesión, la recuerdo como una noble profesión de inigualable importancia por su influencia.”
Joseph Pulitzer

Somos conscientes que la fama de nuestra profesión esta en mínimos, hemos perdido credibilidad y no se pude negar. La gente quiere noticias y teme que las manipulemos, que no contemos toda la verdad (sea por editorial, ley mordaza…). Piensan la gran mayoría que nos atan las manos y no informamos con la veracidad que ellos quieren. En política hay mucha gente que está sedienta de informarse pero no creen que se informe de forma honesta. Por poner un ejemplo.

Los periodistas somos conscientes, no vivimos en una realidad paralela, también somos parte perjudicada y si una noticia no sale o no se investiga bien, el sector se resiente, si hay un fallo en el sistema todos salimos tocados.

Otra enemiga nueva es “la ley mordaza”, creo que de todos es bien conocida, es un claro problema a la libertad profesional del periodismo, nos intenta impedir el derecho a informar y a la opinión pública su derecho de ser informada. No nos dejan informar libremente. Hemos vuelto a años atrás. Ahora podemos ser amedrentados sin problema amparados en esta ley, tienen impunidad para actuar y esto es realmente peligroso.

01029922e824b87ec8ed076e8e8210fc_XL

 

El prestigioso periódico The New York Times, ONU, Amnistía Internacional, entre otros han llamado abominable a esta ley y piden su derogación, cualquier persona que conozca en profundidad o haya sufrido esta ley sabe que solo quieren callar o no dejar que se informe bien. No se puede tener una ley así en vigor.

“Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad la prensa nunca será otra cosa que mala”
Albert Camus

El periodismo ha tenido auge y caídas, ahora está en una caída pequeña pero como siempre volverá a estar en auge, la credibilidad es todo, y muchos periodistas luchan por informar día a día, por todo. No solo los que veis “conocidos” muchos fotoperiodistas que están cruzando fronteras para contarnos lo que pasa en sitios como Siria, Turquía… Los que siguen en su travesía a los refugiados. Periodistas que defienden a los periodistas. Periodistas que investigan en conjunto para destapar temas… Hay miles de periodistas haciendo actualmente también periodismo de calidad en los medios. Periodismo y calidad hay, solo que un caso malo siempre silencia mil buenos, en periodismo y en todo.

Periodistas hay muchos pero también hay mucha calidad, mucha especialización.

Otro tema es Internet. Con Internet hay instantaneidad y muchos dicen que esto nos hace ir con prisas y corroborar poco, creo que hay que ser rápido para dar la noticia primero pero jamás que Internet/redes sociales sea “vale todo por dar la noticia” deben haber unos estándares de calidad y cumplirlo, informar con franqueza y siempre corroborar fuentes, imágenes… la información.

man-791049_1920

No hay que ser el primero si la información es incorrecta o no la hemos comprobado, hay que dar calidad y veracidad.

Y si debemos seguir produciendo periodismo de calidad, seguir convenciendo a la opinión pública y siempre defendiendo nuestro derecho de informar pese las piedras (duras) que nos pongan.

La opinión pública tiene su derecho de ser informada y nuestro deber es informar.
Y por último dejo esta reflexión – entrevista de o
Creo que es brillante:
http://elpais.com/diario/2002/12/17/catalunya/1040090841\_850215.html

Comments are closed.