iPad Pro 
9 abril, 2016
No tiene moraleja, no la busques
13 mayo, 2016

¿Qué harías si tu vida tuviera fecha de caducidad?

Imagina que un médico te dice que te quedan unos años o meses, vamos a ponernos en situación radical. Yo he pensado estos días en esto, y aquí mis reflexiones.

Lo primero alejarme de la gente tóxica:

Aquella gente que está cerca de ti y te exprime, saca todo de ti, lo que quieren sacar de ti y cuando te han exprimido se van y te dejan jodida. Esa que es envidiosa y pasa el tiempo juzgando tus pasos, a la mínima criticarte y reírse, no saben cumplir sus sueños y se dedican a juzgar los ajenos. Esa gente que dice “ser amigo” y no valora lo que haces por ellos, siempre dicen “cambiaré” o “te ayudaré” pero siempre das y ellos ni valoran ni dan. Esa gente que va de víctima, que usa máscaras y miente en muchos aspectos de su vida porque su vida es tan triste que se creen que mintiendo son mejores. Es gente que son falsos contigo y mucha sonrisa pero detrás… Alejarse de esa gente que no te aporta es el primer paso más importante. Lo mejor es ignorar, es hacer tu vida, ser fiel a tus principios, ser fiel a tus sueños y tu gente. No importa quién te señale, quién diga cosas de ti, quién te conoce sabe cómo eres, por tanto…

 byebye

Valorar a los que están y son las personas que merecen la pena:

Están para ayudarte, te escuchan cuando estás mal o solo quieres hablar, son capaces de ver tus virtudes y defectos y aun así te valoran, te dan su mejor parte, te dan su amor, su compresión, te animan en tus sueños, te juzgan para que mejores, te critican contigo en cosas para ver errores y que mejores, te ayudan a mejorar, los llamas y pierden el culo para estar a tu lado, esa gente que hace tu vida mejor.

Cumplir tus sueños:

Hacer todo lo posible para cumplirlos, no importa que a veces no salga como buscas porque siempre hay otra oportunidad, debes luchar por lograr cumplirlos, debes esforzarte, debes trabajar duro. No hay nada peor que ver cómo tus sueños no se cumplen por tu pereza o poca ambición. Si quieres algo lo luchas y vas por ellos. Aunque no salga que nadie diga que no luchaste a más no poder.

 Dreams

Acciones:

Si mañana mueres y has hecho algo muy malo, te irás dejando ese recuerdo, el de la maldad. Si haces algo malo y piensas que es por un motivo, intenta luego hacer cosas buenas y la venganza en verdad, nunca trae cosas buenas. Sin embargo tenemos el día torcido y lo pagamos con quien no debemos, pero morir enfadado ¿te imaginas? Intenta perdonar, que los enfados se pasen. Es decir, si te dañan y te has enfadado intenta llegar a un acuerdo y perdonaros. Si estás enfadado con el mundo no lo pagues con los demás, no tienen la culpa, recapacita, irse un día enfadado debe ser horrible. Si ves que alguien hace un acto malo intenta hablar con él, esto no quiere decir que veas una pelea y te metas a separar, aquí hablo de cosas cotidianas, no de héroes. Por eso piensa que la vida es mejor cuando haces cosas buenas, perdonas, ayudas y sonríes. La sensación de ser feliz porque todo está en orden en ti.

 letras_de_madera_para_decorar_smile

Tu familia:

Tus padres/hermana/o te han amado desde el minuto uno que naciste, te apoyaron, te dieron una educación y te dieron todo. Recuerda llamarles, mandar un email, un whatsapp… Pese a la distancia o vivir en la misma casa los valoras, deben saber que están y tienen tu amor y pese a las riñas, algunos roces, son los que están (en mi caso) y debes hacerles sentir simplemente: que valoras todo lo que hacen y más.

Si te queda poco tiempo: haz todo lo que has querido hacer. A veces, sentirás miedo y hasta vértigo, pero peor es no superarlo y no intentarlo. Si quieres algo, intenta ver cómo llegar, crea a lo pasional o con objetivos y paso a paso intenta lograrlo.

Si quieres cambiar para mejorar y dejar mejor huella, no vengas con palabras, ponte a cambiar paso a paso, hazte un listado de esos cambios y ponte a cumplirlos. Irse siendo un hablador y no uno que cumple, para mí es irse con mal sabor de boca.

Un sueño o un proyecto es complicado, pero no seas de esos que viven con retahílas motivacionales de “puedo” “venga, lo intento” y te quedes en un hombre motivacional pero sin intención del logro, motivarse está bien si te pone a trabajar, trabajo de cumplir metas y sueños, el solo hablar de ellos y tener ideas solo son papeles que acumulamos y van pesando poco a poco.

Por eso hazlo, sin más, hazlo, lánzate.

Que el medio con el que te ganas la vida te haga sonreír, te haga feliz, es una utopía, pero para mí la clave.

No importa que cambies de opinión, que si alguien te lo dice sonrías y ya, ¿No has cambiado de la adolescencia a ahora de opinión mil veces? ¿Has madurado y reflexionado sobre tus valores o forma de hacer las cosas? Todo cuando creces, maduras, reflexionas y vas teniendo las típicas “hostias” de la vida vas cambiando, no es malo cambiar una opinión, lo malo es no saber sostenerla, es cambiarla por una persona que esté en tu vida, madura tus opiniones y si ves que estabas equivocado, sin problema. Otra cosa que haría al irme es no juzgarme por las veces que cambié de opinión, fue todo meditado y fue forjándose como mi carácter y forma de ser.

Otra cosa al irme será que pedí perdón a quien hice daño, no pedir perdón a quien estuvo en tu vida y quien no mereció estarlo, irme en paz, saber que dejé fuera a quien debía y me quedé con quien quería.

Me iré feliz sabiendo que no hice daño aposta a nadie, que no libro batallas que ni ganaré ni quiero ganar: ni voy de troll por Twitter buscando alguien a quien humillar, reírme o dejar mal. Ni voy por la vida señalando gente por cómo viste o es, puede a veces chocarme algo y comentarlo y hasta criticar acciones de personas, porque todos criticamos, pero jamás critico por vicio por vicio o a malas, mejor es ser sincero con los demás y soltarlo aunque duela, al final se agradece, por eso no me verás señalando aleatoriamente por sentirme mejor.

Ni te sientas superior por tu curro, habilidades o dinero, todos somos iguales pero con diferente suerte, ni sabes cómo el otro se esforzó ni su suerte, por eso no vayas de listo porque igual el otro no tuvo tu suerte o se hace el tonto porque pasa de ti y entonces quedas doblemente mal.

No vengo a dar lecciones y cuando me vaya espero no darlas, no he tenido una vida perfecta, no he cuidado a veces a quien he tenido que cuidar, no he valorado a veces acciones que han hecho para mí, a veces he visto sueños difíciles y me he desmotivado, otras he tenido riñas demasiado gilipollas, otras he fracasado en aspectos… Eso forma parte de quién soy: mis errores, mis fracasos, mis amores, mis amigos, mi personalidad, mis lamentos, mis logros, mis risas… Pero resumiendo no me iré haciendo una mala acción a alguien, ni sin haber ayudado a alguien.

Por eso cuando me vaya, espero que quien me recuerde sonría, sea por pena, por lástima, por decepción o porque le duela de verdad, pero ante todo espero que al irme, nadie tenga ningún frente conmigo, nadie haya recibido un mal gesto de mi parte. Por eso intento cada noche reflexionar y a la mañana si veo que algo no funcionó rectificar o hablarlo.

Rectificar no es malo y hablar soluciona mil problemas.

 originaldccacafcda-1387195581n8g4k

Por eso mi duda es, si tuvieras fecha caducidad ¿Qué reflexiones harías a tu persona?

Comments are closed.